Ricardo Chávez stars in his own telenovela in real life

Let me Inspire You

Ricardo Chávez protagoniza su propia telenovela en la vida real

Camila Mendoza
cmendoza@diariolasamericas.com
@camila_mendoza
El 2010 fue el año en el que Ricardo Chávez sintió la profunda necesidad de expresarse más allá de dar vida a galanes o villanos en melodramas de la pantalla chica. Fue así que un hecho determinante y dramático terminó por impulsarlo a compartir sus anhelos y su mundo espiritual. “Yo siempre estoy en contacto con la gente que me sigue en las redes sociales, y trato de tomarme el tiempo de responder sus mensajes. En una ocasión una muchacha que me escribía mucho dejó de hacerlo, desapareció y reapareció unas semanas después contándome que su último mensaje era su despedida, ya que ella quería matarse, pero que después de recibir mi respuesta decidió no hacerlo y empezó una lucha. Eso a mí me movió mucho y me causó una impresión muy fuerte. Fue ahí que decidí lanzarme en esta aventura”, comentó al actor en entrevista con DIARIO LAS AMÉRICAS.

Inspiración y lucha

Después de dos años preparando su libro Tu vida no tiene que ser una novela, Ricardo permaneció alejado de las pantallas para volcarse de forma completa a un viaje espiritual, postergando su carrera como actor, la cual a su juicio no era suficiente para tocar los corazones de la gente.

De esa manera nació el manual que plantea temas como la reencarnación, los males de nuestros tiempos y las herramientas para alcanzar una vida mejor. “Uno como persona pública a veces tiene el poder de ayudar a los otros, de poder motivarlos, de contarles algo que están necesitando escuchar”, comentó el artista mexicano sobre la razón de ser de la publicación que espera ser un mapa para alcanzar la felicidad.

Chávez a través de su libro busca traducir de forma sencilla y amena las enseñanzas y lecciones que han marcado su vida, y compartir sus estudios de diversas culturas y religiones.

“Yo diría que este texto es un mapa del tesoro porque tiene todas estas verdades que nos las han venido repitiendo a lo largo de los años, pero que a veces no las entendemos porque no nos gustan las religiones, o porque los religiosos se encargan de echarlas a perder con sus fanatismos, egoísmos y con sus egos”, dijo el actor.

Espiritualidad y amor

Desde muy niño Ricardo Chávez creció en medio de las artes marciales y las filosofías orientales como el zen, disciplina que le inculcó su padre y a la cual le dedica un capítulo de su libro: “El arte marcial me salvó la vida en muchas ocasiones, es una bendición. Equivocadamente se piensa que es un deporte violento, pero la realidad es que es una disciplina en la que uno sólo se debe vencer es a uno mismo”, comentó.

Chávez ha logrado vencer los caprichos y los egoísmos, algo que manifiesta cuando comparte su mirada de la vida, su carácter y su personalidad. “La televisión es una industria muy complicada y es muy fácil perderse en el ego de pensar que eres más que otra persona, sólo por el hecho de aparecer en una pantalla, eso es ridículo. Para mí ha sido muy simple, el dolor es el mejor maestro y Dios siempre nos da dos caminos: el camino del amor y el camino del dolor. Yo no me considero más importante que mis compañeros que maquillan o que ponen las luces, el trabajo que ellos realizan es vital para mí, porque ellos son los responsables de que yo me vea bien y que la gente nos siga viendo noche a noche”, dijo.

Ricardo Chávez actualmente se encuentra enfocado en su audiolibro y consolidando su relación con la también actriz, Sonya Smith, romance que comenzó en las grabaciones de la telenovela Marido en alquiler, transmitida por la cadena Telemundo.

“Mi personaje en esta producción ha sido una bendición, yo vi la novela Fina Estampa, la original, y me encantó el papel que estoy interpretando porque justamente muestra las cualidades que yo pienso que un hombre debe tener: la lealtad, la fidelidad y la capacidad de amar sin egoísmo. Además tuve la fortuna y la bendición de conocer a Sonya, el amor de mi vida que supera por mucho la ciencia ficción. Ella es una mujer maravillosa. Los años van a demostrar la grandeza y la pureza que hay en nuestro amor”, finalizó.

¡Complete esto para recibir su regalo de bienvenida!